04 October 2016

Como cada año, al finalizar la temporada deportiva toca mirar un poco atrás y hacer balance. Esta temporada ha estado fundamentalmente centrada en el triatlón, con un objetivo principal, el medio ironman del Northwest Triman en As Pontes, que he podido completar, y un segundo objetivo según como fueran las cosas que era el medio ironman Desafío Islas Cíes, que finalmente también he hecho.

Además de dos medios ironman he hecho un duatlón, dos triatlones distancia sprint y otros dos olímpicos, que para ser la temporada de debut en triatlón creo que no está mal. He tenido la suerte de no tener ningún percance y poder terminar todas las pruebas en las que he participado esta temporada, sumando así ya 43 carreras en total en mi vida deportiva hasta ahora y habiendo terminado todas ellas, con algún mal momento pero con la sensación de haberlas disfrutado todas.

Algunos números

En lo que va de año, de enero a septiembre, he entrenado un total de 187 horas y recorrido 3569 kms, la mayoría de ellos en bicicleta, 3264, seguidos por 562 kms corriendo y 44 nadando.

He aumentado las horas de entrenamiento, 164 en el total del 2015 contando de enero a diciembre, pero aún así creo que son un poco excasas para los retos que me planteo, lógicamente teniendo en cuenta que en mi caso el deporte es un hobby. Con respecto al año pasado he aumentado considerablemente el entreno de la parte de ciclismo, 3264 kms por los 1560 del año pasado, y he bajado bastante los kms de carrera, 562 por los 945 del 2015, que aunque este año quedan 3 meses no voy a alcanzar, eso sí, los objetivos de ambas temporadas son distintos, el año pasado no hice ningún triatlón, por lo que la comparativa es más bien anecdótica. Por otro lado este año he nadado sólo 44 kms en total, entre piscina y mar, lo cual ha sido muy muy poco.

movescount

En el gráfico se ven las horas mensuales totales y el reparto por deporte, naranja ciclismo, verde competiciones de triatlón, azul natación y amarillo carrera.

Algunas conclusiones

Siempre digo que nadar es lo que más me cuesta de los tres deportes, y es verdad, pero porque no lo entreno. Igual si lo entrenase se me seguiría dando igual de mal, no lo sé, pero lo cierto es 44 kms de natación se hacen pocos en 9 meses. Nadar en piscina es muy diferente a nadar en el mar, por muchos motivos, el principal es que no es nuestro medio y eso se nota. Lo cierto es que las semanas precompetición que he entrenado un poco más la natación he ido mejor, dentro de mis limitaciones, pero mejor, con lo cual creo que si la entreno más algo debería mejorar.

He hecho muchos kilómetros en bici y eso se ha notado, salvo en el último medio de Cíes, que no me acabé de encontrar cómodo siempre ha sido mi mejor parcial, sobre todo cuando los circuitos son duros y no hay drafting (no se puede ir en grupo), por ejemplo en el medio del Northwest adelanté 75 posiciones en la bici. Cuando el circuito no es tan duro y se puede ir en pelotón le saco menos partido, salir del agua tan retrasado hace que la mayoría de las veces tenga que ir sólo y no pueda coger un buen grupo.

Por contra, le he robado tiempo a correr y eso también lo he notado. A pesar de haber hecho, por ejemplo, mejor marca personal en medio maratón a principios de año, al subir tanto los kilómetros en bici he terminado por descuidar la carrera a pie. Además de eso he hecho pocas transiciones, correr después de la bici, y eso también lo he notado. No es lo mismo hacer 10 kms fresco o media maratón, que hacerla después de nadar y los kilómetros en bici de un triatlón. Aprender a correr bien en fatiga es otro “debe” en mi lista para el 2017.

Sin embargo no todo va a ser malo, lo principal de todo es que me he divertido, y mucho. El triatlón me ha engachado, y aunque eché algo de menos hacer algún trail más, lo cierto ese que ha sido una temporada donde me lo he pasado como un enano, que al final es de lo que se trata.

En breve empezaré a hablar de la próxima, que promete y mucho. Stay tuned!!

collage

Share on twitter



blog comments powered by Disqus