13 January 2017

Seguimos hablando de material y esta vez toca hablar del casco, después de darle bastantes vueltas ya tengo el que usaré en el ironman. El elegido es un casco aero, que sobre el papel ofrece algo de mejora en cuanto a aerodinámica se refiere.

Los estudios dicen que los cascos aero ofrecen una mayor aerodinámica, menor resistencia contra el aire, que si bien no implica una mejora de rendimiento, siempre es una ayuda. Todos sabemos lo diferente que es rodar de primeros en un pelotón a hacerlo a rueda. Está claro que cuando el aire no te da directamente se necesita menos esfuerzo para ir a una misma velocidad. Cuando no puedes rodar en grupo, cualquier cosa que te ayude a generar menos resistencia contar el aire será una ayuda, si bien no mejorará tu rendimiento, eso sólo se consigue entrenando, al menos hará que un factor externo como el aire te afecte/perjudique un poco menos. Lógicamente no es todo maravilloso y este tipo de cascos también tienen sus inconvenientes, menor ventilación, tener que ser capaz de mantener una posición fija, son algunas de ellas.

Tipos de casco aero

cascos

Por resumir los tres cascos de la imagen representan los tipos más habituales hoy en día, y representan también de alguna manera la evolución que tuvieron a lo largo de los años, desde que aparecieran en 1985 en el prólogo del Tour de Francia, llevado por Bernard Hinault.

Los cascos cerrados con cola fueron los primeros que se vieron en etapas contrarreloj de las grandes vueltas. Ofrecen una aerodinámica muy buena pero además de ofrecer poca refrigeración, obligan a mantener la cabeza siempre en la misma posición para que la cola esté siempre en posición horizontal, que es lo que los hace efectivos. Mover la cabeza y sobre todo mirar hacia abajo en momentos de esfuerzo haría que la cola se levantase y provocase justo el efecto contrario en la aerodinámica.

Los cascos cerrados sin cola o redondeados ofrecen una buena aerodinámica y no tienen el problema de tener que mantener tanto la postura, pero siguen con el problema de la refrigeración.

En los últimos años, en parte también por el auge del triatlón, aparecieron otros tipos de cascos, más parecidos a un casco más convencional pero con cualidades aero, más cerrados, pero manteniendo una buena ventilación, con la incorporación de visores para hacerlos más aerodinámicos. Aportan también ligereza, rapidez en las transiciones y la ventaja de poder utilizarlo en muchas más situaciones.

El elegido

Teniendo en cuenta las características de los distintos tipos de casco, en mi caso fue más fácil tomar la decisión, y finalmente opté por este último tipo de cascos. Me parecen más adecuados para triatlón por sus características y además por dos razones concretas. En mi caso el tema del calor en la cabeza es algo que me incomoda bastante, por lo que busco que tenga una buena ventilación. Por otro lado me cuesta no mover la cabeza, por lo que uno de cola no es una opción.

casco

No descarto en el futuro poder probar uno cerrado sin cola y darle una oportunidad, pero por ahora el elegido es un Giro Air Attack, que por otro lado fue uno de los primeros modelos de este tipo de cascos aeros. El modelo que escogí, el de la foto, incluye un visor o pantalla fácil de poner o quitar gracias a un sistema de imanes, lo que le da versatilidad para poder usarlo también como casco en un triatlón sprint u olímpico, para ganar algo de aerodinámica pero usarlo como una casco tradicional, y usarlo con el visor para la larga distancia.

Share on twitter



blog comments powered by Disqus